Ir al contenido principal

Ser Optimista en las Dificultades

Si crees que para ser optimista necesitas que toda tu vida fluya por un cauce perfecto, entonces, el optimismo no es para ti. Por el contrario, si quieres plantearte el reto de pensar en positivo a partir de tu propia realidad, entonces, bienvenido al mundo real. Siempre vas a convivir con límites, dificultades y barreras. ¿Significa eso que no puedes ser optimista? Al contrario, significa que el optimismo cobra verdadero significado cuando lo ponemos en su contexto. Y cuando de verdad nos hace falta armarnos de paciencia, energía y alegría es cuando hay algo que nos afecta personalmente.

Recomendaciones para optimistas realistas

La clave del optimismo reside precisamente en el realismo, en ser conscientes de que no podemos abstraernos de la realidad completamente pero sí dulcificarla. Y para ello, no hay mejor lección práctica que la que te ofrecen esas personas de tu entorno a las que admiras precisamente por su sonrisa. Si ellos pueden tú también puedes. Pero para eso tienes que dejarte de excusas que te colocan en el rol de víctima.

Empieza por marcarte retos pequeños. Si tienes una preocupación que te roba la paz, márcate el propósito de vivir bien hoy, este rato, este instante. La felicidad comienza por un entrenamiento.

Te sentirás más optimista desde el momento en el que no conviertes las preocupaciones en una excusa para no salir de casa. Y a pesar de todo, sales a dar un paseo, quedas con un amigo para tomar un café o haces algo con tu vida más allá de dar vueltas y vueltas a tu “drama”. Pongo la palabra drama entre comillas porque tenemos una gran capacidad para montarnos películas que en realidad, son más livianas en la vida pero las complicamos con nuestra actitud.

Aquello que hoy te angustia será pasado muy pronto: ¿Por qué dedicarle entonces tanto tiempo? Si buscas una fórmula matemática y exacta para convertirte en optimista de la noche a la mañana, no la vas a encontrar. En realidad, aprenderás a base de ensayo y error pero nunca de un modo automático al más puro estilo de pulsar un botón. La mente y el corazón son otra historia.

Si necesitas una ayuda extra; recurre a las Terapias Complementarias como sería la Terapia Floral.

Motivos para ser optimista

Tienes motivos para ser optimista frente a las dificultades ya que a pesar de los límites tienes herramientas para solventarlos. Superamos dificultades  desde que nacemos. Cuando los bebés aprenden a caminar, se caen en más de una ocasión, sin embargo, eso no les roba la sonrisa de una forma permanente. Cuando aprendemos a andar en bicicleta, también superamos obstáculos hasta alcanzar el equilibrio definitivo sobre las dos ruedas. La vida también es así en cierta forma. Estamos entrenados desde que nacemos para superar nuevos retos.

Pero si quieres un motivo de peso para ser optimista, una razón que pese toneladas aquí la tienes: estás vivo. ¿Hay algo más importante que eso? Habrá un momento en el que ya no tendremos dificultades: cuando estemos muertos. Sin duda, la idea de tener obstáculos es mucho más enriquecedora que la ideal del final.


Entradas más populares de este blog

El Reloj Biológico Chino; ¡No falla!

En la medicina tradicional china hay un tiempo para cada cosa, organizarse bien y saber que actividades hacer en cada momento del día es crucial para la salud. Nuestros cuerpos funcionan como relojes mecánicos, cada órgano y meridiano tiene un período de unas dos horas en que el qi (energía) está en el nivel máximo.
En la medicina china el día se divide en 12 períodos de dos horas, son las llamadas “12 ramas terrestres” y reciben los nombres siguientes: zi, chou, yin, mao, chen, si, wu, wei, shen, you, xu y hai.
Los 12 meridianos son los ríos a través de los cuales el qi recorre nuestro cuerpo llegando hasta cada uno de los órganos, éstos funcionan mejor cuando el flujo de energía que reciben es mayor. Por lo tanto el llevar a cabo cierta actividad en el momento adecuado asegura que los órganos y sistemas involucrados estarán en las mejores condiciones. Los trastornos en el flujo de energía derivan en problemas de salud.
Este ciclo de 24 horas se cree que ayuda a saber cuándo hacer e…

CERRADO POR DEFUNCIÓN

Imagina que un día, cuando llegas a tu puesto de trabajo encuentras la puerta cerrada y un cartel que pone: “Cerrado por defunción”… Esto es más o menos lo que les ocurrió a los protagonistas del cuento para reflexionar que hoy queremos compartir con nuestros lectores. Allá va…
Un día, cuando los empleados de una gran empresa llegaron a trabajar, encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito:
“Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de Usted en esta empresa. Está invitado al velatorio que se realizará esta tarde, cuando finalice la jornada laboral, en el área de deportes”.
Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.
Miles de rumores se extendieron a la par que un silencio aplastaba el ambiente, nada como la muerte para introducirnos en nuestros pensamientos más existenciales.
Como e…

La Hipocresía Espiritual; La Doble Moral

Estamos habituados al tráfico de frases y fotos espirituales, que no se sostienen, porque nuestra adicción emocional destroza lo que escribimos con la mano, con el codo.
Nadie puede ser lo que verdaderamente no es.
Lleno de confundidos que abogan por la paz, pero defienden y promueven la pena de muerte. Gurus que enseñan yoga, y no pierden la oportunidad de generar improperios contra cualquier cuestión que se oponga a sus ideas.
Defensores de animales, que luego se hacen un regio asado, pues la vaca es diferente al perro o al gato.
Repetidores de palabras decoradas, y poetas de ocasión, que luego cuando algo no les agrada insultan peor que barras bravas.
Esta doble moral es el reflejo de la mentira obscena de los adictos al sahumerio.
Si quiere caminar dentro del sendero espiritual, tendrá que controlar sus emociones desordenadas que revelan que aún ni siquiera abrió la puerta.
Las vestimentas y los adornos, junto con la peregrinación académica, no garantiza que despierte.
Y MENOS QU…