Ir al contenido principal

Dolor físico y las emociones

Te golpeaste el dedo meñique contra las patas de una mesa y el dolor es insoportable, aunque si estás concentrado en algo y te das un golpe sin darte cuenta, puede ser que ni registres la dolencia. Es que el dolor no responde a tu tipo de lesión, sino que a cómo tu cerebro cree que debes sentirlo a modo de aviso y precaución. Hoy te vamos a contar cómo tu cerebro decide que grites de dolor o apenas lo registres pese a haber sufrido una herida grave.

Siempre creímos que, al golpearnos o sufrir algo que cause dolor, los receptores enviaban la información al cerebro y este lo transformaba en la sensación de dolor que se siente en la zona, pero lo cierto es que las cosas son más complejas. El cerebro no solo reacciona al golpe, corte o lo que sea según la señal que recibe por parte de los nervios de la zona, sino que al decidir cuánto dolerá entran a jugar las emociones.

Puede ser que, en una situación donde estés angustiado y asustado, como por ejemplo un procedimiento médico, sientas más dolor del que deberías o, si te hieres en plena acción, por ejemplo en combate, no sentir el dolor debido a la adrenalina y el estado de alerta en que se está frente a otras cosas.

El dolor siempre es real, pero no es proporcional al daño, ya que su intensidad depende de la emoción que se este registrando en ese momento a nivel cerebral, ya que estos estímulos llegan tanto a las zonas que registran la señal sensorial, es decir, la que debería enviar y causar dolor, como también a la emocional. A veces la segunda puede dominar la primera.

Emociones fuertes y su relación con el dolor

Cuando se está en una situación de estrés y se actúa casi sin pensarlo, como es el caso de los soldados en el campo de batalla, es probable que estos no registren el dolor si están bajo ataque o en plena acción.


En esos casos, que normalmente serían de un fuerte dolor, el aspecto emocional de un estado adrenalínico supera al dolor que se siente desde el punto de vista sensorial, ya que el cerebro que está en modo supervivencia, privilegia el poder seguir funcionando y no sucumbir al dolor. Se trata de una reacción casi primitiva.

En un casi totalmente diferente, puede ser que, muy enojado, te golpees el dedo meñique el pie contra una mesa. Al estar lleno de emociones negativas, tu dolor puede ser más fuerte. Si estás de buen humor y una disposición positiva, el dolor será menor.

La ansiedad también contribuye al dolor. Si estamos asustados y nerviosos ante, por ejemplo, la sutura de una herida, nuestro cerebro amplificará el dolor. En caso de no estar asustado, sino que y convencido que el dolor será mínimo, la falta de miedo ayuda a que realmente no percibas esa sensación como un gran dolor.

El dolor no es algo malo, sino que una forma en que el cuerpo nos dice que algo no está bien y debemos reaccionar, pero tus emociones, hacen que su intensidad se regule hacía arriba o abajo.

¿Te pones ansioso ante situaciones dolorosas?

¿Te gustó el artículo?

Entradas más populares de este blog

Que hacer para que un hombre te eche de menos y te busque

Echar de menos a otra persona es un sentimiento que forma parte del proceso de enamoramiento. Las mujeres son tan comunicativas que a veces, no respetan los tiempos. ¿Cómo puedes conseguir que un hombre te eche de menos y te busque? La ausencia alimenta el deseo y es uno de los trucos para ligar.
Cómo hacerte extrañar
1. En primer lugar, altera el ritmo en el que respondes a sus mensajes. Hazle esperar. Este tip es especialmente efectivo en el caso de que antes respondieras de forma automática. Al actuar de esta forma, le das que pensar y tendrá miedo de perderte.
2. Rechaza algunas de sus invitaciones. Este tip es especialmente efectivo para no demostrarle que es el centro de tu mundo. Demuéstrale que tienes tu propia vida, por tanto, organiza planes con tus amigos, con tu familia y de forma autónoma para tener tu propio espacio.
3. Anímate a organizar un viaje con amigos. Los días en los que estés fuera te echará mucho de menos y estará deseando verte a tu regreso. Durante tu viaje, ev…

CERRADO POR DEFUNCIÓN

Imagina que un día, cuando llegas a tu puesto de trabajo encuentras la puerta cerrada y un cartel que pone: “Cerrado por defunción”… Esto es más o menos lo que les ocurrió a los protagonistas del cuento para reflexionar que hoy queremos compartir con nuestros lectores. Allá va…
Un día, cuando los empleados de una gran empresa llegaron a trabajar, encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito:
“Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de Usted en esta empresa. Está invitado al velatorio que se realizará esta tarde, cuando finalice la jornada laboral, en el área de deportes”.
Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.
Miles de rumores se extendieron a la par que un silencio aplastaba el ambiente, nada como la muerte para introducirnos en nuestros pensamientos más existenciales.
Como e…

Las 5 bases del amor sano

El amor sano es aquel sentimiento que te aporta mucha energía positiva a tu vida, te hace sentir bien, te ayuda a desarrollarte como persona. Por el contrario, el amor tóxico es aquel que condiciona nuestra autoestima causando estrés y malestar. Conviene romper con estereotipos sentimentales para sentar las bases del amor sano.
Cinco claves de bienestar sentimental
1. En primer lugar, el amor no es dar sin esperar nada a cambio. También debes ser consciente de tu propio valor y de que mereces ser feliz de verdad. Es decir, aspira a mantener una relación en la que existe una justa proporción del equilibrio en la balanza de los afectos. Amar y no sentirte amado produce un desgaste inevitable incluso cuando la persona intenta engañarse como consecuencia de las falsas esperanzas.2. Está claro que cuando una persona se enamora y se implica en una relación estable toma decisiones importantes en su vida. Sin embargo, el amor sano es aquel que no te…