Ir al contenido principal

Jozef Baj y sus péndulos con ángel

Jozef Baj (1915-2006), pronunciado “Bai”, es el padre del Laboratorio radiestésico polaco y de la gama de péndulos que lleva su nombre. Dicen quienes lo conocieron, que este ingeniero mecánico fue una excelente persona y un gran maestro lleno de humildad y de amor, así como un incansable investigador al servicio de la radiestesia, su pasión. Hoy, personas de todo el mundo amantes de la radiestesia gozan de éstos péndulos fabricados por él y por su equipo de íntimos colaboradores bajo la dirección de Barbara Leśniewska y Alexandra Gondek.

Un trabajo laborioso, preciso, bien calibrado, con una excelente vibración energética y una gran sensibilidad radiestésica. Son péndulos con Alma, “péndulos con ángel” como así han llegado a llamarlos quienes han podido apreciarlos y explorar con ellos los mundos sutiles que escapan a nuestra visión puramente física.

La información personal que disponemos de Jozef Baj es más bien escasa. Dicen que era una persona muy discreta que no hacía grandes alardes acerca de su trabajo. Sabemos que sus comienzos en radiestesia se remontan a los trágicos días de la II Guerra Mundial cuando siendo apenas un niño, fue encerrado en el campo de concentración de Auschwitz. Allí conoció a otro prisionero, un hombre suizo que practicaba radiestesia y pronto entablaron amistad. Este suizo transmitió a Baj todo su conocimiento y juntos practicaron este arte, fabricando péndulos con el material que pudieron encontrar en el campo de concentración. La radiestesia realmente salvó la vida del joven Jozef pues los guardianes del campo al descubrir su don, le exigieron que encontrase un pozo de agua y de no hallarlo, –le amenazaron–, el lugar indicado se convertiría en su tumba. ¡Por suerte y gracias a su pericia, encontró el agua!

Tras su paso por Auschwitz, Jozef Baj siguió cultivando su pasión radiestésica y por muchos años, estudió el trabajo de los investigadores A. Belizal, L. Chaumery, P. A. Morel y Enel. El ingeniero polaco elaboró su propia versión del Péndulo Universal que rápidamente se convirtió en uno de los mejores de todos los fabricados hasta la fecha. Igualmente, investigó en profundidad los péndulos Isis, Karnak y Osiris y fabricó su propia versión de los mismos ajustándose a estrictos criterios de proporcionalidad, calibrado y color radiestésico base.

Con el tiempo, Jozef Baj se adentró en el mundo de la radiestesia médica, introduciendo interesantes péndulos de medicina natural, péndulos con acumuladores capaces de emitir las vibraciones de remedios herbales, elementos, micro-nutrientes necesarios y vitales para nuestro organismo. Así, la culminación de su obra fue el Set Universal de 49 péndulos que cubre un amplio abanico de las necesidades humanas.

Hoy en día, el laboratorio Baj, fundado en 1970 por el propio Jozef Baj, sigue fabricando y realizando nuevas creaciones respetando los principios de diseño y calidad marcados por su fundador pero ajustándose a las nuevas necesidades y descubrimientos en materia de salud. La contribución de Jozef Baj y su Laboratorio a la radiestesia médica ha sido muy importante, abriendo nuevos horizontes y posibilidades hasta entonces no imaginadas.

Cuando compras un péndulo Baj compras péndulos de gran calidad, son joyas radiestésicas propias de coleccionistas y amantes de lo bueno. En su mayoría son herramientas realizadas a mano que han pasado por un proceso de riguroso control de calidad. En nuestros cursos indicamos claramente cuando un péndulo es seguro en su manejo para personas que se inician o cuando es para expertos con formación radiestésica.

La radiestesia es otra de mis grandes pasiones que practico desde hace más de 21 años. Les invito a participar en el fascinante mundo de los péndulos y la radiestesia, a descubrir sus particularidades y cómo emplear éstas herramientas para ayudarnos a nosotros mismos y a los demás.¡Esperamos que disfruten de nuestros cursos y de éstos péndulos y que les aporten las mejores vibraciones!


¿Te gustó el artículo?

Entradas más populares de este blog

CERRADO POR DEFUNCIÓN

Imagina que un día, cuando llegas a tu puesto de trabajo encuentras la puerta cerrada y un cartel que pone: “Cerrado por defunción”… Esto es más o menos lo que les ocurrió a los protagonistas del cuento para reflexionar que hoy queremos compartir con nuestros lectores. Allá va…
Un día, cuando los empleados de una gran empresa llegaron a trabajar, encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito:
“Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de Usted en esta empresa. Está invitado al velatorio que se realizará esta tarde, cuando finalice la jornada laboral, en el área de deportes”.
Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.
Miles de rumores se extendieron a la par que un silencio aplastaba el ambiente, nada como la muerte para introducirnos en nuestros pensamientos más existenciales.
Como e…

Trastorno narcisista de la personalidad

Hoy ponemos el punto de atención en describir cuáles son los rasgos característicos del trastorno narcisista de la personalidad puesto que esto puede ayudarnos a identificar si nosotros mismos tenemos tendencia a estas actitudes de búsqueda constante de admiración por parte de los demás o por el contrario observamos que alguien de nuestro entorno está en este punto.

El Reloj Biológico Chino; ¡No falla!

En la medicina tradicional china hay un tiempo para cada cosa, organizarse bien y saber que actividades hacer en cada momento del día es crucial para la salud. Nuestros cuerpos funcionan como relojes mecánicos, cada órgano y meridiano tiene un período de unas dos horas en que el qi (energía) está en el nivel máximo.
En la medicina china el día se divide en 12 períodos de dos horas, son las llamadas “12 ramas terrestres” y reciben los nombres siguientes: zi, chou, yin, mao, chen, si, wu, wei, shen, you, xu y hai.
Los 12 meridianos son los ríos a través de los cuales el qi recorre nuestro cuerpo llegando hasta cada uno de los órganos, éstos funcionan mejor cuando el flujo de energía que reciben es mayor. Por lo tanto el llevar a cabo cierta actividad en el momento adecuado asegura que los órganos y sistemas involucrados estarán en las mejores condiciones. Los trastornos en el flujo de energía derivan en problemas de salud.
Este ciclo de 24 horas se cree que ayuda a saber cuándo hacer e…