Ir al contenido principal

¿Seguir juntos? Humm... hay excusas...

¿Por qué sigues al lado de esa persona con la que no eres feliz? Es normal que en todas las parejas se sucedan crisis y que, aunque el problema sea muy grave, seguir juntos sea una opción bien acogida por ambos. Pero… ¿y si ya no eres feliz? ¿Qué te está empujando a continuar al lado de tu pareja?

A veces, sacrificamos nuestra felicidad pensando que estamos haciendo lo que se considera “correcto” cuando lo cierto es que deberíamos hacer lo que en verdad queremos.

Hoy veremos algunos de los motivos por los que una pareja no debería seguir compartiendo su vida y, menos aún, cuando aparecen las siguientes razones de por medio.

Los niños necesitan a sus padres juntos

Esta creencia que se nos ha inculcado de que los niños necesitan una pareja estable que los cuide es completamente equívoca. Quizás sea una excusa para no dejar a esa pareja con la que hemos compartido tantas cosas. Tal vez, nos estamos aferrando a un imposible. Si pensamos con la cabeza fría, ¿es mejor para los niños que presencien discusiones, lloros, situaciones emocionales inestables? Lo cierto es que esto no es así. Tal vez la separación sea una opción mucho más válida y beneficiosa para ellos. Seguir juntos por los niños es una razón apta, siempre y cuando no vayan a estar en un ambiente negativo con emociones que no les beneficiarán en nada. Si pensamos en ellos, debemos hacerlo en todos los sentidos porque, a veces, nos equivocamos.

No quiero enfrentarme a la soledad

Cuando rompemos con una pareja con la que llevamos varios años, es lógico que debamos desprendernos también de algunos amigos y de la familia política. Y decimos “desprendernos” porque no mantendremos la misma relación que antes, a pesar de que podemos continuar manteniendo el contacto. En cuestión de amigos, la situación es bastante delicada. Si cada uno tiene los suyos, ¡no hay problema! Sin embargo, la tendencia es compartir amistades, algo que, en caso de separación, provoca que haya que posicionarse. Pero, bien es cierto que no hay por qué mezclar. No pasa nada porque vuestra relación se haya roto, podéis seguir manteniendo una amistad, siempre y cuando esto sea posible. ¿Qué ocurre cuando el sentimiento de soledad viene por otro lado? Dependiendo de la edad en la que nos encontremos, puede surgir el miedo a no volver a encontrar a otra pareja o a quedarse solo por un tiempo (dependencia emocional). Todo esto son miedos que debemos superar. Es más, un tiempo en soledad nos puede beneficiar.

Me da pena…

Esto es lo peor que puede ocurrir, que sigas manteniendo una relación con otra persona porque te da pena. ¿Te gustaría que sucediese lo contrario? Seguro que no. Ninguno de los dos es un bebé y no debe darte pena romper una relación si así van a estar mejor. Considera que están intentando ser felices y que estar en una situación que disgusta es solo una elección personal. Tu pareja sobrevivirá a esta ruptura. Es más, ambos van a salir de esto. Tan solo es una experiencia más que puede ser mucho más positiva que negativa. En nuestra mente tenemos siempre la incorrecta percepción de que hay determinados momentos que pueden ser muy dolorosos. En cambio, no vemos que, en muchas ocasiones, pueden ser de lo más positivos. ¿Por qué no empezamos a cambiar nuestra forma de ver las cosas?

No quiero fracasar

Que la relación no haya ido bien y que estén planteado la ruptura no implica que hayan fracasado. Simplemente, son cosas que suceden y es mejor que estén separados a seguir juntos, pero llenos de infelicidad. Piensen que, aunque se aferren con todas sus fuerzas a esa relación cuyas paredes ya se están desmoronando, tarde o temprano todo caerá por su propio peso. Tan solo están retrasando lo inevitable y, cuanto más lo hagan, más doloroso será. Como bien hemos dicho anteriormente, no toda ruptura es algo negativo. Deberán quedarse con lo bueno, con todo lo positivo que la relación les ha aportado. Ahora es el momento de aceptar una situación completamente normal. Una ruptura que les va a aportar más beneficios que daño. En el momento en el que por sus cabezas aparezcan todos los motivos anteriores para continuar con una relación, deberán reflexionar sobre ellos, porque no están tomando la decisión adecuada.

Nunca se mantengan en una situación que les disguste. El cambio, aunque cuesta, es necesario. Seguir juntos por motivos ajenos no es la mejor solución.

¿Te gustó el artículo?

Entradas más populares de este blog

CERRADO POR DEFUNCIÓN

Imagina que un día, cuando llegas a tu puesto de trabajo encuentras la puerta cerrada y un cartel que pone: “Cerrado por defunción”… Esto es más o menos lo que les ocurrió a los protagonistas del cuento para reflexionar que hoy queremos compartir con nuestros lectores. Allá va…
Un día, cuando los empleados de una gran empresa llegaron a trabajar, encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito:
“Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de Usted en esta empresa. Está invitado al velatorio que se realizará esta tarde, cuando finalice la jornada laboral, en el área de deportes”.
Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.
Miles de rumores se extendieron a la par que un silencio aplastaba el ambiente, nada como la muerte para introducirnos en nuestros pensamientos más existenciales.
Como e…

Trastorno narcisista de la personalidad

Hoy ponemos el punto de atención en describir cuáles son los rasgos característicos del trastorno narcisista de la personalidad puesto que esto puede ayudarnos a identificar si nosotros mismos tenemos tendencia a estas actitudes de búsqueda constante de admiración por parte de los demás o por el contrario observamos que alguien de nuestro entorno está en este punto.

El Reloj Biológico Chino; ¡No falla!

En la medicina tradicional china hay un tiempo para cada cosa, organizarse bien y saber que actividades hacer en cada momento del día es crucial para la salud. Nuestros cuerpos funcionan como relojes mecánicos, cada órgano y meridiano tiene un período de unas dos horas en que el qi (energía) está en el nivel máximo.
En la medicina china el día se divide en 12 períodos de dos horas, son las llamadas “12 ramas terrestres” y reciben los nombres siguientes: zi, chou, yin, mao, chen, si, wu, wei, shen, you, xu y hai.
Los 12 meridianos son los ríos a través de los cuales el qi recorre nuestro cuerpo llegando hasta cada uno de los órganos, éstos funcionan mejor cuando el flujo de energía que reciben es mayor. Por lo tanto el llevar a cabo cierta actividad en el momento adecuado asegura que los órganos y sistemas involucrados estarán en las mejores condiciones. Los trastornos en el flujo de energía derivan en problemas de salud.
Este ciclo de 24 horas se cree que ayuda a saber cuándo hacer e…