Ir al contenido principal

Estas son la fobias más raras que se conocen

Son muchas las fobias raras que padecen algunas personas. Una fobia es un trastorno de ansiedad caracterizado por un miedo irracional a un estímulo (una situación, un objeto, un lugar, un insecto, etc.).La persona que sufre una fobia hace todo lo posible por evitar ese estimulo que le provoca malestar, y esta conducta evitativa puede llegar a interferir en el funcionamiento normal de su vida diaria. Desde el miedo a los payasos hasta el miedo al número 13, existen muchas fobias extrañas e inexplicables. A continuación os las presentamos una lista con las 15 fobias más raras que existen.

1. Hexakosioihexekontahexafobia: miedo al número 666

Los que padecen hexakosioihexekontahexafobia sienten un miedo irracional hacia el número 666 y evitan las cosas relacionadas con este número, tales como un edificio en el cual el número se exhiba claramente, una matrícula de un vehículo o un transporte público con esa numeración. El origen de esta fobia está ligado a Satanás o al Anticristo, por tanto es más frecuente que la padezcan personas que se han criado en familias cristianas.

2. Xantofobia: miedo al color amarillo

Dentro de las fobias más raras, la xantofobia es miedo irracional al color amarillo. Cualquier cosa que contenga amarillo produce gran ansiedad a las personas que sufren este tipo de fobia. El sol, la pintura amarilla o inclusive la palabra ‘amarillo’, generan síntomas de ansiedad en el xantofóbico.

3. Turofobia: miedo al queso

Las personas que sufren turofobia no pueden ver ni oler un simple trozo de queso. Ya sea de mozarella, cheddar o roquefort, el queso les produce una sensación de malestar intenso. Esto es debido a una experiencia traumática sufrida con anterioridad, usualmente en la infancia. Sin duda, es una de las fobias más raras que se conocen.

4. Crematofobia o Crometofobia: miedo al dinero

Esta es una de las fobias raras que más llama la atención. La crematofobia o crometofobia es el miedo irracional al dinero. Para estas personas se hace muy complicado ir a supermercado o comprar un billete de autobús. Algunos crematofóbicos tienen miedo al poder corruptor del dinero y otros pueden haber sufrido un trauma causado por el dinero. No hay que confundir el miedo que sienten algunas personas por tocar billetes o monedas que han tocado otras personas, ya que en este caso seria temor a los gérmenes (misofobia o germifobia).

5. Somnifobia: miedo a dormir

Esta fobia provoca un miedo irracional y excesivo ante el acto de dormir. Las personas que la sufren sienten pánico por pensar que mientras estarán durmiendo algo terrible les va a pasar, como por ejemplo, que dejarán de respirar y morirán. La causa puede ser también el miedo a tener pesadillas debido a haberlas sufrido de manera repetida con anterioridad. Obviamente, esta fobia está ligada con el insomnio.

6. Coulrofobia: miedo a los payasos

La imagen de un payaso produce pánico, miedo y angustia a la persona que sufre coulrofobia. Aunque es común que esta fobia sea percibida como algo gracioso por parte de las personas que no tienen este miedo, el sujeto que experimenta la fobia a los payasos o coulrofobia puede llegar a desencadenar importantes ataques de ansiedad.

7. Ombrofobia: miedo a la lluvia

Como la mayoría de fobias más raras que hemos descrito, esta fobia es muy poco conocida. Las personas que sufren ombrofobia sienten un miedo incontrolable a mojarse con el agua de lluvia. Estas personas se pueden volver extremadamente obsesivas con tal de no mojarse, lo que les lleva a idolatrar los objetos que se usan para protegerse del agua como paraguas, impermeables o toldos.

8. Hipopotomonstrosesquipedaliofobia: miedo a las palabras largas

Hace referencia al miedo irracional a la pronunciación de palabras largas y complicadas, por lo que la persona que sufre esta fobia va a evitar mencionar este tipo de términos. Muchas veces, esta fobia viene acompañada de timidez social y miedo a quedar en ridículo. Debido a la complejidad de la palabra que se usa para denominar esta fobia, actualmente se usan las palabras sesquipedaliofobia o largsofobia.

9. Omfalofobia: miedo a los ombligos

Esta fobia hace referencia al miedo a ver o tocar su propio ombligo o el de los demás. Estas personas tienen serios conflictos a la hora de bañarse por no poder mirar su ombligo ni tocarlo. Los síntomas fisiológicos que se presentan van desde la irritabilidad, las náuseas, mareos, vómitos, sensación de furia junto con ira, así como una sensación de total impotencia. Sin duda, una de las fobias más raras.

10. Hilofobia: temor a los árboles

Se refiere al temor a los arbustos, los árboles y los bosques. Se suele desarrollar en niños pequeños, ya que se vincula con el temor que presentan las películas sobre los bosques encantados, en los que se pueden
encontrar brujas o monstruos malvados.

11. Triscaidecafobia: miedo al número 13

La triscaidecafobia es el miedo irracional al número 13. Los que sufren este trastorno de ansiedad evitan cualquier objeto o cosa que contenga el número

13. La fobia al viernes 13 se llama: parascevedecatriafobia.

12. Papafobia: miedo al Papa

La papafobia es el miedo o temor al Papa (al Santo Padre del Vaticano, jefe de la Iglesia Católica) o a todo lo que tiene relación con él. Algunos expertos piensan que forma parte de la fobia a lo sagrado o a los santos. En cualquier caso, basta con mantenerse alejado de la Santa Sede para no alcanzar niveles preocupantes de ansiedad.

13. Uranofobia: miedo al cielo

Las personas que sufren uranofobia sienten temor al cielo y a la vida después de la muerte. Puede desarrollarse en creyentes que piensan que serán juzgados al fallecer. Esta es una de las fobias más raras y complejas de tratar, puesto que no es posible hacer una terapia de habituación.

14. Pogonofobia: miedo a las barbas

Esta fobia se descubrió en 1851, y hace referencia al miedo irracional que muchas personas sienten hacia las barbas, especialmente hacia las más largas y pobladas. Pese a que las barbas no suponen peligro para la salud de las personas, los pogonofóbicos sienten miedo y nauseas cuando ven a alguien con vello facial.

15. Tripofobia: miedo a los agujeros

Los que sufren esta fobia manifiestan auténtico pánico, náuseas y sudores fríos cuando ven agujeros pequeños y juntos o cosas que contienen agujeros. Por ejemplo, un panal de abejas o los agujeros de un ladrillo.

¿Te gustó el artículo?

Entradas más populares de este blog

CERRADO POR DEFUNCIÓN

Imagina que un día, cuando llegas a tu puesto de trabajo encuentras la puerta cerrada y un cartel que pone: “Cerrado por defunción”… Esto es más o menos lo que les ocurrió a los protagonistas del cuento para reflexionar que hoy queremos compartir con nuestros lectores. Allá va…
Un día, cuando los empleados de una gran empresa llegaron a trabajar, encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito:
“Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de Usted en esta empresa. Está invitado al velatorio que se realizará esta tarde, cuando finalice la jornada laboral, en el área de deportes”.
Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.
Miles de rumores se extendieron a la par que un silencio aplastaba el ambiente, nada como la muerte para introducirnos en nuestros pensamientos más existenciales.
Como e…

Trastorno narcisista de la personalidad

Hoy ponemos el punto de atención en describir cuáles son los rasgos característicos del trastorno narcisista de la personalidad puesto que esto puede ayudarnos a identificar si nosotros mismos tenemos tendencia a estas actitudes de búsqueda constante de admiración por parte de los demás o por el contrario observamos que alguien de nuestro entorno está en este punto.

El Reloj Biológico Chino; ¡No falla!

En la medicina tradicional china hay un tiempo para cada cosa, organizarse bien y saber que actividades hacer en cada momento del día es crucial para la salud. Nuestros cuerpos funcionan como relojes mecánicos, cada órgano y meridiano tiene un período de unas dos horas en que el qi (energía) está en el nivel máximo.
En la medicina china el día se divide en 12 períodos de dos horas, son las llamadas “12 ramas terrestres” y reciben los nombres siguientes: zi, chou, yin, mao, chen, si, wu, wei, shen, you, xu y hai.
Los 12 meridianos son los ríos a través de los cuales el qi recorre nuestro cuerpo llegando hasta cada uno de los órganos, éstos funcionan mejor cuando el flujo de energía que reciben es mayor. Por lo tanto el llevar a cabo cierta actividad en el momento adecuado asegura que los órganos y sistemas involucrados estarán en las mejores condiciones. Los trastornos en el flujo de energía derivan en problemas de salud.
Este ciclo de 24 horas se cree que ayuda a saber cuándo hacer e…