Ir al contenido principal

Convertir el miedo en oportunidad

El miedo es humano, sin embargo, la clave para transformar cualquier meta en una finalidad positiva es observarlo desde la perspectiva de la oportunidad, es decir, de aquello que nos permite dar el salto hacia la libertad. Cuando tenemos miedo, observamos un muro que nos aleja de aquello que está al otro lado. Es ahí donde reside la oportunidad, en aprender a mirar más allá para preguntarnos cómo podemos saltar ese muro a través de una plan de acción realista.

Cómo transformar el miedo

Para transformar el miedo, lo más conveniente es que tomes conciencia de que tú eres mucho más que ese temor que te bloquea y te paraliza. Realizar ejercicios de relajación es una muy buena medida para poner orden en pensamientos y sentimientos. Además, también es aconsejable que encuentres referentes en tu entorno, personas que con su ejemplo inspiran en ti el amor por la superación y la fuerza de voluntad. Tú puedes seguir los pasos de esas personas al hacer propias actitudes y gestos que consideras como una semilla de bondad en tu vida. No solo puedes fijarte en gente de tu entorno más próximo sino también, en famosos conocidos por su trabajo. Por ejemplo, un deportista de élite.

Desde este mismo instante, deja de contemplarte únicamente como la persona que eres a día de hoy y lucha por llegar a verte como la persona que puedes llegar a ser, alguien con un potencial infinito de libertad y superación.

Que tengas miedo no significa que no puedas lograr el objetivo que te has marcado, simplemente, denota que necesitas un mayor esfuerzo para alcanzarlo. Pero no pasa nada por tardar más tiempo en alcanzar una meta. Vivimos en una sociedad que nos hace vivir tan pendientes de lo inmediato que, en muchos casos, corremos el riesgo de darnos por vencidos antes de tiempo.

Para transformar el miedo, tómate la vida con sentido del humor. El miedo es cobarde y sale corriendo cuando conviertes la risa en tu mejor mecanismo de defensa. ¿Y cómo reírte de aquello que hoy te preocupa? Siendo consciente de que este fantasma será inignificante e inexistente dentro de cincuenta años. A veces, nuestro propio ego nos llega a magnificar incluso nuestros temores.

Para que este artículo tenga un valor verdaderamente práctico en tu vida es recomendable que anotes en un diario cuál es el miedo que quieres saltar durante los próximos tres meses. Después, elabora un pequeño guión en el que anotes qué pasos concretos vas a dar para superarlo.

¿Te gustó el artículo?

Entradas más populares de este blog

CERRADO POR DEFUNCIÓN

Imagina que un día, cuando llegas a tu puesto de trabajo encuentras la puerta cerrada y un cartel que pone: “Cerrado por defunción”… Esto es más o menos lo que les ocurrió a los protagonistas del cuento para reflexionar que hoy queremos compartir con nuestros lectores. Allá va…
Un día, cuando los empleados de una gran empresa llegaron a trabajar, encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito:
“Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de Usted en esta empresa. Está invitado al velatorio que se realizará esta tarde, cuando finalice la jornada laboral, en el área de deportes”.
Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.
Miles de rumores se extendieron a la par que un silencio aplastaba el ambiente, nada como la muerte para introducirnos en nuestros pensamientos más existenciales.
Como e…

Trastorno narcisista de la personalidad

Hoy ponemos el punto de atención en describir cuáles son los rasgos característicos del trastorno narcisista de la personalidad puesto que esto puede ayudarnos a identificar si nosotros mismos tenemos tendencia a estas actitudes de búsqueda constante de admiración por parte de los demás o por el contrario observamos que alguien de nuestro entorno está en este punto.

El Reloj Biológico Chino; ¡No falla!

En la medicina tradicional china hay un tiempo para cada cosa, organizarse bien y saber que actividades hacer en cada momento del día es crucial para la salud. Nuestros cuerpos funcionan como relojes mecánicos, cada órgano y meridiano tiene un período de unas dos horas en que el qi (energía) está en el nivel máximo.
En la medicina china el día se divide en 12 períodos de dos horas, son las llamadas “12 ramas terrestres” y reciben los nombres siguientes: zi, chou, yin, mao, chen, si, wu, wei, shen, you, xu y hai.
Los 12 meridianos son los ríos a través de los cuales el qi recorre nuestro cuerpo llegando hasta cada uno de los órganos, éstos funcionan mejor cuando el flujo de energía que reciben es mayor. Por lo tanto el llevar a cabo cierta actividad en el momento adecuado asegura que los órganos y sistemas involucrados estarán en las mejores condiciones. Los trastornos en el flujo de energía derivan en problemas de salud.
Este ciclo de 24 horas se cree que ayuda a saber cuándo hacer e…