Ir al contenido principal

¿Tienes miedo al compromiso?

Detrás del miedo al compromiso pueden esconderse muchas realidades distintas, casi tantas como personas diferentes ya que cada ser humano tiene su propia historia. Sin embargo, en lugar de observar el miedo al compromiso como una actitud infantil que conduce a quien la padece a una lucha constante entre el deseo de amar y la libertad, conviene observar este sentimiento en su parte positiva, es decir, desde la información que ofrece sobre uno mismo.

Y en una sociedad en la que parece que el único modelo de felicidad posible es el de estar en pareja, el miedo al compromiso puede mostrar en realidad, el deseo interior de una persona de proyectarse en su vida sin un compromiso entendido dentro del marco del convencionalismo. Es decir, tal vez una persona observe la idea de comprometerse en una relación como un estilo de vida que no se ajusta a otros objetivos que quiere cumplir y a los que quiere dedicarse por completo. Sin embargo, tal vez tenga algún tipo de contradicción interior al tener la sensación de ir contracorriente en lo socialmente establecido.

Evidentemente, detrás del miedo al compromiso también existe esa especie de escarmiento, es decir, de lección aprendida que queda en el corazón después de una derrota sentimental. Cuando una persona ha sufrido mucho y se ha sentido abandonada, puede experimentar durante mucho tiempo la amargura de no volver a confiar en los demás. Sin embargo, si el motivo del miedo al compromiso es este, es relativamente fácil de identificar esta lucha interior a través de la escucha de las propias sensaciones internas.

El miedo al compromiso también puede estar presente no tanto por lo que implica estar con una persona, sino con alguien que te plantea una situación que no habías planificado. Por ejemplo, cuando te enamoras de alguien de otro país y valoras la posibilidad de viajar a su lugar de origen para estar juntos. En estas situaciones de cambio drástico, es muy frecuente que surjan dudas y de un modo lógico ya que un giro en la vida personal, debe meditarse a todos los niveles. Es decir, este tipo de decisión plantea un cambio también en lo laboral.

El miedo al compromiso también puede estar unido a la llegada inesperada de una persona y ese enamoramiento produce ilusión pero también miedo porque tal vez el protagonista se sentía cómodo en su soledad y el vértigo de cambiar su vida le hace replantearse muchas cosas. Es decir, en este tipo de situación, el miedo al compromiso queda reflejado en la inquietud de abrir el corazón y el posible riesgo de ser herido.

Existe muchas razones diferentes por las que una persona puede tener miedo al compromiso, pero nadie tan bien como tú mismo puedes saber qué te ocurre, qué te duele y cómo puedes encontrar una respuesta en ese nudo emocional. Intenta tratarte con cariño a ti mismo para conocerte mejor. No te culpes por este sentimiento que es humano y muy natural.


¿Te gustó el artículo?

Entradas más populares de este blog

CERRADO POR DEFUNCIÓN

Imagina que un día, cuando llegas a tu puesto de trabajo encuentras la puerta cerrada y un cartel que pone: “Cerrado por defunción”… Esto es más o menos lo que les ocurrió a los protagonistas del cuento para reflexionar que hoy queremos compartir con nuestros lectores. Allá va…
Un día, cuando los empleados de una gran empresa llegaron a trabajar, encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito:
“Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de Usted en esta empresa. Está invitado al velatorio que se realizará esta tarde, cuando finalice la jornada laboral, en el área de deportes”.
Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.
Miles de rumores se extendieron a la par que un silencio aplastaba el ambiente, nada como la muerte para introducirnos en nuestros pensamientos más existenciales.
Como e…

Trastorno narcisista de la personalidad

Hoy ponemos el punto de atención en describir cuáles son los rasgos característicos del trastorno narcisista de la personalidad puesto que esto puede ayudarnos a identificar si nosotros mismos tenemos tendencia a estas actitudes de búsqueda constante de admiración por parte de los demás o por el contrario observamos que alguien de nuestro entorno está en este punto.

El Reloj Biológico Chino; ¡No falla!

En la medicina tradicional china hay un tiempo para cada cosa, organizarse bien y saber que actividades hacer en cada momento del día es crucial para la salud. Nuestros cuerpos funcionan como relojes mecánicos, cada órgano y meridiano tiene un período de unas dos horas en que el qi (energía) está en el nivel máximo.
En la medicina china el día se divide en 12 períodos de dos horas, son las llamadas “12 ramas terrestres” y reciben los nombres siguientes: zi, chou, yin, mao, chen, si, wu, wei, shen, you, xu y hai.
Los 12 meridianos son los ríos a través de los cuales el qi recorre nuestro cuerpo llegando hasta cada uno de los órganos, éstos funcionan mejor cuando el flujo de energía que reciben es mayor. Por lo tanto el llevar a cabo cierta actividad en el momento adecuado asegura que los órganos y sistemas involucrados estarán en las mejores condiciones. Los trastornos en el flujo de energía derivan en problemas de salud.
Este ciclo de 24 horas se cree que ayuda a saber cuándo hacer e…