Ir al contenido principal

La vida existe sólo como una potencialidad...

"Vives siendo una semilla. Hay algunas razones por las cuales sigues viviendo como una semilla; y el noventa y nueve por ciento de la gente vive como semilla. Eso implica algo. Vivir como semilla te hace sentir cómodo. La vida parece algo peligroso. Si sigues siendo una semilla te sientes más seguro. La seguridad te rodea. Una semilla no es vulnerable. Una vez germina, se vuelve vulnerable; puede ser atacada, muerta --hay animales, hay niños, gente. Una vez la semilla germina como planta, se vuelve vulnerable, insegura; surgen peligros.

La vida es una gran aventura. En la semilla, escondido en la semilla, estás seguro y protegido. Nadie te va a matar. ¿Cómo se te puede matar si no estás vivo? Es imposible. Solamente cuando estás vivo puedes ser muerto. Cuanto más vivo estás, más vulnerable eres. Cuanto más vivo estás, más son los peligros a tu alrededor. Un hombre perfectamente vivo, vive en el mayor de los peligros. Por esto a la gente le gusta vivir como semilla: protegida, segura.

Recuerda: la vida, la naturaleza misma de la vida, es la inseguridad. No puedes tener una vida segura; sólo puedes tener una muerte segura. Todas las seguridades pertenecen a la muerte. No puede haber ninguna seguridad para la vida. Toda seguridad implica protegerte, asegurarte, permanecer cerrado. La vida es peligrosa, hay millones de peligros a tu alrededor. Por eso, el noventa y nueve por ciento de la gente elige seguir como semilla... Una semilla está tan muerta como una piedra en el camino. Y si sigue siendo una semilla, surgirá el sufrimiento. Sufrirás porque no estás destinado a ser esto. Tu destino no es ser una semilla, sino nacer de ella. El pájaro ha de dejar la seguridad del huevo y elegir el vasto y peligroso cielo donde todo es posible.

Y con todas esas posibilidades, también existe la posibilidad de la muerte. La vida asume el riesgo de la muerte. La muerte no está contra la vida; la muerte es el trasfondo sobre el cual la vida florece... La muerte es como una pizarra: las blancas líneas de la vida se destacan sobre ella. No es su contrario; es el fondo mismo. Aquellos que están vivos han de tomar una decisión: han de aceptar la muerte...

Evidentemente existirán peligros, pero los peligros son hermosos. Un mundo sin peligros sería horroroso y una vida sin peligros no podría ser muy viva.

Por esto, en el interior de cada hombre y de cada mujer, existe la urgencia de vivir peligrosamente. Ésa es la exigencia por vivir. Por eso vas a las montañas, por eso emprendes viajes a lo desconocido, por eso el hombre trata de alcanzar la Luna, por eso trata de llegar al Everest... Hay una profunda necesidad de peligro; esa necesidad busca la vida. No acabes con esa necesidad, porque si no, estarás aquí, pero muerto".

Osho, Yoga: La Ciencia del Alma, Vol. IV

¿Te gustó el artículo?

Entradas más populares de este blog

CERRADO POR DEFUNCIÓN

Imagina que un día, cuando llegas a tu puesto de trabajo encuentras la puerta cerrada y un cartel que pone: “Cerrado por defunción”… Esto es más o menos lo que les ocurrió a los protagonistas del cuento para reflexionar que hoy queremos compartir con nuestros lectores. Allá va…
Un día, cuando los empleados de una gran empresa llegaron a trabajar, encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito:
“Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de Usted en esta empresa. Está invitado al velatorio que se realizará esta tarde, cuando finalice la jornada laboral, en el área de deportes”.
Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.
Miles de rumores se extendieron a la par que un silencio aplastaba el ambiente, nada como la muerte para introducirnos en nuestros pensamientos más existenciales.
Como e…

Trastorno narcisista de la personalidad

Hoy ponemos el punto de atención en describir cuáles son los rasgos característicos del trastorno narcisista de la personalidad puesto que esto puede ayudarnos a identificar si nosotros mismos tenemos tendencia a estas actitudes de búsqueda constante de admiración por parte de los demás o por el contrario observamos que alguien de nuestro entorno está en este punto.

El Reloj Biológico Chino; ¡No falla!

En la medicina tradicional china hay un tiempo para cada cosa, organizarse bien y saber que actividades hacer en cada momento del día es crucial para la salud. Nuestros cuerpos funcionan como relojes mecánicos, cada órgano y meridiano tiene un período de unas dos horas en que el qi (energía) está en el nivel máximo.
En la medicina china el día se divide en 12 períodos de dos horas, son las llamadas “12 ramas terrestres” y reciben los nombres siguientes: zi, chou, yin, mao, chen, si, wu, wei, shen, you, xu y hai.
Los 12 meridianos son los ríos a través de los cuales el qi recorre nuestro cuerpo llegando hasta cada uno de los órganos, éstos funcionan mejor cuando el flujo de energía que reciben es mayor. Por lo tanto el llevar a cabo cierta actividad en el momento adecuado asegura que los órganos y sistemas involucrados estarán en las mejores condiciones. Los trastornos en el flujo de energía derivan en problemas de salud.
Este ciclo de 24 horas se cree que ayuda a saber cuándo hacer e…