Ir al contenido principal

Gestionar las Rabietas Infantiles

Las rabietas de los niños, a veces, desbordan a los padres. Sin duda, la paciencia también se agota ya que además, el cansancio de la conciliación es un factor que influye en el propio ánimo. Para gestionar las rabietas infantiles, el primer paso y el más importante es mantener la autoridad ante los niños. Es decir, tener firmeza en la toma de decisiones recordando que un límite se interioriza a partir de la coherencia. Por el contrario, cuando dices sí a tu hijo y luego le dices que no respecto del mismo asunto, no comprende la información que quieres darle.

Aunque es difícil tener paciencia cuando en un mismo día acumulas un montón de situaciones estresantes, intenta mantenerte relajado durante la rabieta del niño. ¿Cómo puedes conseguirlo? Intenta mantener la concentración en aspecto básicos, por ejemplo, no eleves el tono de voz, respira profundamente. Realiza cinco respiraciones profundas para tomar aire y conectar con el ahora desde una perspectiva positiva.

Es recomendable que no intentes razonar con el niño cuando está experimentando la frustración propia de la rabieta ya que entonces no atiende a razones. Es mejor que esperes a que se calme para poder hablar con él.

Intenta tener empatía. Intenta comprender cuál es el motivo que hace que el niño se sienta de este modo. Puede ser una razón que desde la perspectiva del adulto, no tenga tanta trascendencia. Sin embargo, para el niño, puede tener una mayor dimensión. Observa esta expresión emocional en su parte positiva. El niño todavía no sabe gestionar sus emociones de otro modo, y sin embargo, a través de esta ira expresa aquello que siente.


Observa que el niño está en un entorno de seguridad y que no tiene ningún riesgo de caída. Por ejemplo, comprueba que no hay próxima una zona de escaleras. Cuando el niño tiene una rabieta puede desarrollar cierta agresividad, por esta razón, comprueba que no tiene riesgo de golpearse con ningún elemento exterior. Una vez que compruebas que está en una zona de seguridad, intenta ignorar la situación para no reforzar este tipo de conducta, y sin embargo, elogiar de forma positiva su actitud cuando se tranquilice.

Para un niño pequeño, una desilusión tan sencilla como tomar un bocadillo de un sabor distinto al que había imaginado durante todo el día, y esa ilusión le había mantenido motivado hasta la hora de la merienda, puede ser una frustración que rompe con lo que había proyectado. Intenta recordar tu propia etapa infantil para observar cómo en aquel entonces te tomabas de un modo muy distinto situaciones que ahora te resultan mucho más sencillas. Tu hijo también vivirá este mismo proceso pero necesita tiempo para conseguirlo.

Lee cuentos a tus hijos y comenta las historias poniendo un punto de atención especial en las emociones. De este modo, tu hijo crece en un ambiente de afectividad en el que aprende a poner nombre a sus sentimientos.

¿Te gustó el artículo?

Entradas más populares de este blog

CERRADO POR DEFUNCIÓN

Imagina que un día, cuando llegas a tu puesto de trabajo encuentras la puerta cerrada y un cartel que pone: “Cerrado por defunción”… Esto es más o menos lo que les ocurrió a los protagonistas del cuento para reflexionar que hoy queremos compartir con nuestros lectores. Allá va…
Un día, cuando los empleados de una gran empresa llegaron a trabajar, encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito:
“Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de Usted en esta empresa. Está invitado al velatorio que se realizará esta tarde, cuando finalice la jornada laboral, en el área de deportes”.
Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.
Miles de rumores se extendieron a la par que un silencio aplastaba el ambiente, nada como la muerte para introducirnos en nuestros pensamientos más existenciales.
Como e…

Trastorno narcisista de la personalidad

Hoy ponemos el punto de atención en describir cuáles son los rasgos característicos del trastorno narcisista de la personalidad puesto que esto puede ayudarnos a identificar si nosotros mismos tenemos tendencia a estas actitudes de búsqueda constante de admiración por parte de los demás o por el contrario observamos que alguien de nuestro entorno está en este punto.

El Reloj Biológico Chino; ¡No falla!

En la medicina tradicional china hay un tiempo para cada cosa, organizarse bien y saber que actividades hacer en cada momento del día es crucial para la salud. Nuestros cuerpos funcionan como relojes mecánicos, cada órgano y meridiano tiene un período de unas dos horas en que el qi (energía) está en el nivel máximo.
En la medicina china el día se divide en 12 períodos de dos horas, son las llamadas “12 ramas terrestres” y reciben los nombres siguientes: zi, chou, yin, mao, chen, si, wu, wei, shen, you, xu y hai.
Los 12 meridianos son los ríos a través de los cuales el qi recorre nuestro cuerpo llegando hasta cada uno de los órganos, éstos funcionan mejor cuando el flujo de energía que reciben es mayor. Por lo tanto el llevar a cabo cierta actividad en el momento adecuado asegura que los órganos y sistemas involucrados estarán en las mejores condiciones. Los trastornos en el flujo de energía derivan en problemas de salud.
Este ciclo de 24 horas se cree que ayuda a saber cuándo hacer e…