Ir al contenido principal

No temas a la soledad

Algunas personas se pasan la vida huyendo de la soledad. Sin embargo, la soledad es ese sentimiento que te acerca a quien eres. Sencillamente, porque todos nacemos y morimos solos y porque además, en la soledad podemos experimentar la paradoja de la compañía. Cuando te sientes bien contigo, todo fluye. Y porque además, el aburrimiento tampoco es un sentimiento incómodo sino un ingrediente que puede enseñarte muchas cosas positivas de ti mismo.

Recomendaciones para dejar de tener miedo a la soledad

En este artículo te damos ideas para empezar a amar la soledad a partir de ahora.

1. Eres libre
La soledad te recuerda la virtud de la libertad para tomar decisiones sin tener que dar explicaciones a nadie más que a tu conciencia. Por tanto, disfruta de esos periodos de soledad para hacer actividades que te motivan. Incluso, un viaje. Deja de creer que un viaje es más divertido por el simple hecho de hacerlo en compañía, el foco es totalmente distinto.

2. La soledad te acompaña
No puedes huir de la soledad por la sencilla razón de que en cierto modo te acompaña allí donde vas. Es decir, la soledad es connatural al ser humano porque nadie más que tú mismo puede acompañarte durante las veinticuatro horas del día. Ni siquiera tu pareja puede estar a tu lado en todo momento.

3. Refugio del silencio
El silencio es una experiencia muy agradable y relajante. De hecho, el silencio también es una vivencia que nos permite descansar física y mentalmente del ruido constante. Por tanto, gracias a este silencio desconectas de todo aquello que ocurre a tu alrededor y conectas con la verdad de la vida.

4. Poner tus ideas en orden
Si te dejas atrapar por la corriente de la ocupación constante corres el riesgo de dar la espalda a tus pensamientos y sentimientos. Es decir, el silencio es esa experiencia que te permite poner tus ideas en orden, aclarar sentimientos contradictorios y potenciar la gratitud existencial.

5. Valorar más la compañía
Es decir, apreciamos más los momentos de compañía gracias a los instantes de soledad pero también ocurre a la inversa. Es decir, gracias a esos momentos de desconexión social luego te reencuentras con más ilusión con los demás. La vida es un constante equilibrio de soledad y compañía.

6. Habrá momentos de soledad
Por ejemplo, un cambio de ciudad cuando tienes que integrarte a una nueva rutina y no conoces a nadie en tu nuevo destino. O también, una etapa en la que has perdido el contacto con tus amigos de siempre y estás en proceso de hacer nuevas amistades. Un divorcio también es una experiencia de soledad.

7. Compañía de la naturaleza
A través de la soledad, también descubres que la compañía puede proceder de otras fuentes. No solo de otras personas, también de la naturaleza. Por ejemplo, cuando te sientes abrazado por la belleza del universo y tú sientes que formas parte de este todo perfecto por alguna razón misteriosa.

8. Cosas que se hacen mejor en soledad
El elogio de la compañía nos hace perder de vista que hay placeres que se disfrutan mejor en soledad, por ejemplo, leer un libro, escribir un diario o dormir la siesta.

9. Cuando temes la soledad te obsesionas con ella
Es decir, el mejor modo de superar el miedo a la soledad no es evitar cualquier vivencia solitaria sino que es fundamental asumir con naturalidad este sentimiento de fragilidad.

10. La soledad no es negativa
Este es el principal motivo para dejar de temerla. De hecho, en muchos momentos es nutritiva. Es decir, te permite conocerte mejor a ti mismo.

¿Te gustó el artículo?

Entradas más populares de este blog

El Reloj Biológico Chino; ¡No falla!

En la medicina tradicional china hay un tiempo para cada cosa, organizarse bien y saber que actividades hacer en cada momento del día es crucial para la salud. Nuestros cuerpos funcionan como relojes mecánicos, cada órgano y meridiano tiene un período de unas dos horas en que el qi (energía) está en el nivel máximo.
En la medicina china el día se divide en 12 períodos de dos horas, son las llamadas “12 ramas terrestres” y reciben los nombres siguientes: zi, chou, yin, mao, chen, si, wu, wei, shen, you, xu y hai.
Los 12 meridianos son los ríos a través de los cuales el qi recorre nuestro cuerpo llegando hasta cada uno de los órganos, éstos funcionan mejor cuando el flujo de energía que reciben es mayor. Por lo tanto el llevar a cabo cierta actividad en el momento adecuado asegura que los órganos y sistemas involucrados estarán en las mejores condiciones. Los trastornos en el flujo de energía derivan en problemas de salud.
Este ciclo de 24 horas se cree que ayuda a saber cuándo hacer e…

CERRADO POR DEFUNCIÓN

Imagina que un día, cuando llegas a tu puesto de trabajo encuentras la puerta cerrada y un cartel que pone: “Cerrado por defunción”… Esto es más o menos lo que les ocurrió a los protagonistas del cuento para reflexionar que hoy queremos compartir con nuestros lectores. Allá va…
Un día, cuando los empleados de una gran empresa llegaron a trabajar, encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito:
“Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de Usted en esta empresa. Está invitado al velatorio que se realizará esta tarde, cuando finalice la jornada laboral, en el área de deportes”.
Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.
Miles de rumores se extendieron a la par que un silencio aplastaba el ambiente, nada como la muerte para introducirnos en nuestros pensamientos más existenciales.
Como e…

La Hipocresía Espiritual; La Doble Moral

Estamos habituados al tráfico de frases y fotos espirituales, que no se sostienen, porque nuestra adicción emocional destroza lo que escribimos con la mano, con el codo.
Nadie puede ser lo que verdaderamente no es.
Lleno de confundidos que abogan por la paz, pero defienden y promueven la pena de muerte. Gurus que enseñan yoga, y no pierden la oportunidad de generar improperios contra cualquier cuestión que se oponga a sus ideas.
Defensores de animales, que luego se hacen un regio asado, pues la vaca es diferente al perro o al gato.
Repetidores de palabras decoradas, y poetas de ocasión, que luego cuando algo no les agrada insultan peor que barras bravas.
Esta doble moral es el reflejo de la mentira obscena de los adictos al sahumerio.
Si quiere caminar dentro del sendero espiritual, tendrá que controlar sus emociones desordenadas que revelan que aún ni siquiera abrió la puerta.
Las vestimentas y los adornos, junto con la peregrinación académica, no garantiza que despierte.
Y MENOS QU…