Ir al contenido principal

Deja de amar a quien no te corresponde

Existe una paradoja habitual en el amor. Amar a alguien que no te corresponde. Es decir, despedir una historia porque te estás implicando con alguien que no te corresponde del mismo modo. Dejar de amar a quien no te corresponde significa un acto de amor propio. Es decir, esa persona es libre de no quererte, sin embargo, también tú eres libre de cuidarte y aceptar las cosas tal y como son. Por tanto, vive tu propia vida. Esto es lo más importante.

Para dejar de amar a quien no te corresponde, lo más importante, es que hayas interiorizado la conveniencia de este hecho desde el punto de vista racional. La razón tiene mucho que decir cuando se trata de encauzar el corazón hacia la dirección del olvido. Es decir, es esencial que hayas racionalizado el hecho de saber que esa persona no te conviene, no te hace bien. Por la sencilla razón de que amar y recibir indiferencia a cambio daña la autoestima.

Películas para corazones rotos

En una situación de este tipo, es posible que tu inconsciente te haga ver únicamente historias de amor feliz en el cine, en canciones de música… Sin embargo, en cine puedes encontrar buenas películas que reflejan la tristeza del corazón roto pero la esperanza que existe en el hecho de pasar página. La película “La boda de mi mejor amigo” protagonizada por Julia Roberts es un claro ejemplo de ello.

También puede gustarte la cinta “500 días juntos” una película que narra la historia de un chico que cree en el amor eterno, mientras que la chica no cree en la predestinación romántica. El cine se torna pedagógico cuando conectas con una historia que describe un estado de ánimo que tú estás viviendo.

Llora todo lo que necesites. Nadie dijo que fuese fácil olvidar a alguien. Sin embargo, querer sí es poder en este caso. Por ejemplo, deja de potenciar los encuentros casuales con esa persona, deja de acudir a un lugar por el simple hecho de saber que él/ella estará allí. Deja de buscar cualquier excusa para contactarle. No importa que sea su cumpleaños. No le felicites. Tú sigue con tu historia y con tu vida.

No te victimices

Olvidar no significa que nunca más volverás a recordar a esa persona. Significa que tengas la capacidad de acordarte pero sin echarle de menos. Es decir, sin que altere tu vida y tus emociones. Llora todo lo que necesites para desahogarte y aceptar lo duro de decir adiós. Sin embargo, una vez que hayas asimilado que esto es lo mejor para ti, estarás en el camino de avanzar en la dirección deseada del presente.

Intenta no victimizarte. Es normal que te duela pero no eres víctima de nada. Incluso aunque hayan jugado con tus sentimientos, puedes aprender de lo vivido. Gracias a esta historia, tienes mayor sabiduría para saber qué te conviene en el presente y en el futuro porque amar es aprender.

¿Te gustó el artículo?

Entradas más populares de este blog

CERRADO POR DEFUNCIÓN

Imagina que un día, cuando llegas a tu puesto de trabajo encuentras la puerta cerrada y un cartel que pone: “Cerrado por defunción”… Esto es más o menos lo que les ocurrió a los protagonistas del cuento para reflexionar que hoy queremos compartir con nuestros lectores. Allá va…
Un día, cuando los empleados de una gran empresa llegaron a trabajar, encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito:
“Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de Usted en esta empresa. Está invitado al velatorio que se realizará esta tarde, cuando finalice la jornada laboral, en el área de deportes”.
Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.
Miles de rumores se extendieron a la par que un silencio aplastaba el ambiente, nada como la muerte para introducirnos en nuestros pensamientos más existenciales.
Como e…

Trastorno narcisista de la personalidad

Hoy ponemos el punto de atención en describir cuáles son los rasgos característicos del trastorno narcisista de la personalidad puesto que esto puede ayudarnos a identificar si nosotros mismos tenemos tendencia a estas actitudes de búsqueda constante de admiración por parte de los demás o por el contrario observamos que alguien de nuestro entorno está en este punto.

El Reloj Biológico Chino; ¡No falla!

En la medicina tradicional china hay un tiempo para cada cosa, organizarse bien y saber que actividades hacer en cada momento del día es crucial para la salud. Nuestros cuerpos funcionan como relojes mecánicos, cada órgano y meridiano tiene un período de unas dos horas en que el qi (energía) está en el nivel máximo.
En la medicina china el día se divide en 12 períodos de dos horas, son las llamadas “12 ramas terrestres” y reciben los nombres siguientes: zi, chou, yin, mao, chen, si, wu, wei, shen, you, xu y hai.
Los 12 meridianos son los ríos a través de los cuales el qi recorre nuestro cuerpo llegando hasta cada uno de los órganos, éstos funcionan mejor cuando el flujo de energía que reciben es mayor. Por lo tanto el llevar a cabo cierta actividad en el momento adecuado asegura que los órganos y sistemas involucrados estarán en las mejores condiciones. Los trastornos en el flujo de energía derivan en problemas de salud.
Este ciclo de 24 horas se cree que ayuda a saber cuándo hacer e…